BLOG

Protección social y agricultura para romper el ciclo de la pobreza rural

Por: | Etiquetas: | 15/10/2015

Bajo este título se celebra el Día Mundial de la Alimentación, una fecha marcada por la Organización de las Naciones Unidas desde 1945.

Fue un 16 de octubre de 1945, cuando 42 países tomaron la iniciativa en Canadá, con el fin de crear la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, conocida como FAO. Este acuerdo constituyó un paso importante en la lucha del hombre contra el hambre y la malnutrición.

A través de la creación de la FAO se dotó a muchos países de un mecanismo por el que los Estados Miembros podrían ocuparse de una serie de problemas que son una fuente de preocupación importante para todos los países y pueblos.

Este año se ha elegido como tema para el Día Mundial de la Alimentación la protección social, para destacar su importancia con el fin reducir la pobreza rural y garantizar el acceso a los alimentos o a los medios para comprarlos. El apoyo económico o en especie de los planes de protección social evita que las personas sufran hambre a corto plazo. Mientras que a largo plazo, las medidas de protección social estimulan la producción, lo que permite una mayor estabilidad de los ingresos y contribuye a reducir la pobreza y la inseguridad alimentaria.

Podemos definir el término protección social como una serie de soluciones como el suministro de oportunidades de empleo, alimentos, recursos económicos y servicios. Estas soluciones se utilizan, a menudo combinadas entre sí, para sostener a los grupos vulnerables y ayudar a los miembros pobres de la sociedad a salir del hambre y la pobreza.

Según publica la ONU con motivo de la conmemoración de este día, existen varios impactos positivos derivados de estas medidas de protección social. Entre ellos destacan el incremento del ingreso familiar y la seguridad alimentaria; la ayuda para que los niños permanezcan en la escuela; la reducción de la brecha de pobreza; además de la protección social para frenar la propagación del VIH/SIDA.

La Expo de Milán será la encargada de acoger la ceremonia de conmemoración en la que se presentará una declaración que va dirigida a todas las personas del mundo, para que aporten su granito de arena en la lucha contra el hambre, la malnutrición y el desperdicio alimentario. También se abogará por la promoción de la sostenibilidad y del acceso a los recursos naturales en condiciones de igualdad.

Como ciudadanos responsables, deberíamos concienciar a la población sobre la problemática del hambre y cómo contribuir para paliarla.

“O construimos un futuro para todos o no habrá futuro aceptable para nadie : ¡Seamos la Generación Hambre Cero!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.