Capuchón cervical

Un anticonceptivo EFICAZ y de BARRERA

¿Qué es?

El capuchón cervical es un método anticonceptivo de barrera. Está hecho de látex o de silicona y se coloca en la zona cervical de la vagina.

La función del capuchón, es impedir que entren los espermatozoides dentro del útero bloqueando la entrada de los espermatozoides previniendo así los embarazos no deseados.

Tiene forma de una taza pequeña con diferentes tallas para que pueda adaptarse a la vagina. Es el ginecólogo quien nos indica la talla. El capuchón tiene una duración de un año.

¿Cómo poner y quitar el Capuchón cervical?

Para ponernos el capuchón cervical de forma correcta primero nos lavaremos las manos e introduciremos espermicida dentro del capuchón. Después introduciremos uno de los dedos dentro de la vagina colocando la base del capuchón con la cabeza hacia abajo y se va metiendo el capuchón hasta que quede dentro del cuello del útero. Al cubrir el cuello del útero lo notarás porque no podrás empujarlo más hacia arriba. Luego retira los dedos de la vagina con cuidado de no rajar el capuchón.

Cuando quieras quitarte el capuchón cervical mete los dedos en la vagina con cuidado y tira del capuchón sin romperlo. Luego lávalo con agua y jabón neutro.

Es aconsejable que no lo retires de la vagina hasta que hayan pasado 8 horas de haber mantenido la relación sexual. De esta forma la función del espermicida no se interrumpe.

¿Qué efecitivdad tiene?

El capuchón cervical no es un método anticonceptivo muy eficaz. Su porcentaje de éxito está cerca del 85% y para poder aumentar su efectividad es aconsejable que usemos espermicida.

Ventajas:

  • No impide la espontaneidad de la relación sexual porque podemos introducírnoslo hasta casi 24 horas antes.
  • Es un anticonceptivo femenino económico.
  • Durante la penetración vaginal no se nota.
  • No causa cambios hormonales.
  • Puedes usarlo durante la lactancia, etc.

Inconvenientes:

  • Su efectividad no es muy alta.
  • No protege contra las enfermedades de transmisión sexual.
  • Se tiene que poner siempre que queramos tener relaciones sexuales con penetración.
  • Te puede resultar complicado quitártelo o ponértelo.
  • Aumenta el riesgo de infección urinaria, irritación vaginal o infección vaginal.
  • Si se tiene más de 24 horas en la vagina hay riesgo de que se produzca una infección.
  • Después de dar a luz hay que revisar el tamaño del capuchón cervical.
  • No es recomendable mientras estamos con la menstruación.
  • Si hemos tenido un aborto recientemente, no es aconsejable.
  • No es un método anticonceptivo recomendable para las adolescentes, etc.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.