Hepatitis B

HEPATITIS B

Producida por el virus de la Hepatitis B (VHB)

El virus de la Hepatitis B puede estar presente en todos los líquidos del cuerpo, pero se transmite principalmente a través de la sangre, el semen y los líquidos vaginales. El virus también puede vivir en otros líquidos del cuerpo como la saliva, las lágrimas y la leche materna. Es posible infectarse de las siguientes maneras:

  • Teniendo relaciones sexuales (por vía vaginal, anal u oral) con una persona infectada.
  • Compartiendo artículos personales como hojas de afeitar, cepillos de diente y cortauñas con una persona infectada
  • Compartiendo agujas para inyectarse drogas
  • Usando agujas o equipo no estéril para hacerse tatuajes, perforarse los oídos para ponerse aretes, o aplicar acupuntura
  • Una madre infectada con hepatitis B también puede pasarle el virus a su bebé durante el parte

Síntomas:

En ocasiones la hepatitis es asintomática (subclínica), detectándose únicamente por las alteraciones analíticas de las transaminasas hepáticos.
En general aparecen:

  • Cansancio, pérdida del apetito con intolerancia a las grasas
  • A veces, náuseas, vómitos, diarrea.
  • Dolor en el lado derecho, en la zona del hígado
  • Fiebre amarilla

Posteriormente aparecerá:

  • Orina de color oscuro, como coca-cola
  • Heces claras.
  • Ictericia (color amarillento de piel y mucosas), más o menos intensa

La evolución en muchos casos, si no aparecen complicaciones, es hacia la normalidad en unos meses, cuando se comprueba que las alteraciones analíticas han desaparecido. En algunos casos, la evolución es hacia la cronicidad, que puede finalizar en cirrosis o en carcinoma hepatocelular.

La transmisión se produce desde antes de aparecer los síntomas, hasta unos días o semanas incluso, después de la aparición de las manifestaciones clínicas.
Si ya te han diagnosticado una hepatitis B, no debes tener relaciones sexuales ni contactos que puedan trasmitir la enfermedad (incluso por besos), hasta que tu médico te indique lo contrario. Además, como puedes haber trasmitido la enfermedad desde antes de tener síntomas, debes avisar a tus parejas para que se hagan los controles médicos necesarios.

No existe un tratamiento específico para la hepatitis. Será tu médico quien te indicará si precisas algún medicamento y las medidas higiénico-sanitarias a adoptar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.