BLOG

Cuestión de Ley

Por: | Etiquetas: | 06/02/2015

JusticiaLa experiencia ha demostrado que la protección de la vida prenatal es más eficaz a través de políticas activas de apoyo a las mujeres embarazadas y a la maternidad. Por ello, la tutela del bien jurídico en el momento inicial de la gestación se articula a través de la voluntad de la mujer, y no contra ella.

La mujer adoptará su decisión tras haber sido informada de todas las prestaciones, ayudas y derechos a los que puede acceder si desea continuar con el embarazo, de las consecuencias médicas, psicológicas y sociales derivadas de la prosecución del embarazo o de la interrupción del mismo, así como de la posibilidad de recibir asesoramiento antes y después de la intervención.”

De esta forma se manifiesta en la actual Ley Orgánica del aborto, que tanto ha dado que hablar en los últimos meses y que ha generado una reacción contundente en la mayoría de los españoles. Una Ley que “reconoce el derecho a la maternidad libremente decidida, que implica, entre otras cosas, que las mujeres puedan tomar la decisión inicial sobre su embarazo y que esa decisión, consciente y responsable, sea respetada.

La despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo en los años 80, supuso un cambio social importante para las mujeres durante los primeros años de la democracia. Ya en 1983, el primer gobierno socialista anunciaba una reforma del Código Penal para despenalizar el aborto, lo que constituyó un anuncio histórico, para dar luz verde a una Ley de Supuestos, que en 1985 quedaba al fin aprobada.

Treinta años después, sigue constituyendo un debate reabierto entre políticos y ciudadanos.

Durante todo este tiempo, se ha luchado contra esa resistencia para intentar, entre derogaciones y supuestos, que se respete la decisión libre y voluntaria de la mujer. Es una lucha, a veces difícil, que reivindica la libertad de decisión y el acceso a unas garantías de los derechos fundamentales en el ámbito de la salud sexual y reproductiva y la regulación de las condiciones de la interrupción voluntaria del embarazo. Algo que parece tan simple como pedir respeto por la dignidad de la persona, se convierte en una camino lleno de obstáculos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.